Acerca del CPNM ALK+

Su equipo de apoyo personal

#

Además de su equipo de asistencia sanitaria, tendrá a su disposición un equipo personal que le ofrecerá apoyo práctico y emocional cuando lo necesite.

Por supuesto, dentro de este equipo se encuentran sus amigos, su familia y cualquier persona que considere un cuidador. Pero este equipo también puede incluir a los empleadores, los grupos de apoyo y las personas que ofrecen apoyo integral.

A continuación encontrará información sobre cómo puede ayudarle su equipo de apoyo personal:

Diagrama con los miembros de un equipo de apoyo personal de alguien que se enfrenta al cáncer, incluidos familiares, amistades, cuidadores, empleadores y otros grupos de apoyo.

La familia puede ofrecerle un apoyo emocional sin igual a lo largo de su recorrido. Sus familiares pueden ayudarle a sentirse con mayor control y ofrecerle amor o consuelo cuando más los necesita (a veces, un simple abrazo tiene un efecto extraordinario). Además, su familia puede asegurar que continúa viviendo su vida de la manera más normal posible, lo que, a su vez, tendrá beneficios para su salud física y mental, y su actitud.

Junto con el apoyo emocional, su familia puede ofrecerle el apoyo práctico que necesite. Por ejemplo, pueden ayudarle a realizar sus tareas cotidianas durante el tratamiento, llevarlo o traerlo del hospital, y acompañarlo durante las citas para escuchar y facilitar la comprensión de la información que le comunique su equipo de asistencia sanitaria.

Si desea consejo sobre el modo de hablar con la familia acerca de su CPNM, haga clic aquí.

Los amigos pueden ser una fuente de apoyo magnífica fuera del entorno familiar. Pueden mejorar su ánimo, cuando esté decaído, y ayudarle a distraerse cuando necesite un descanso.

Además, tal vez pueda hablar con sus amigos de manera distinta a como habla con su familia. Por ejemplo, es posible que pueda expresar más fácilmente cómo se siente con un amigo íntimo que con sus hijos o su pareja. Mantener este tipo de conversaciones más francas puede tener un efecto verdaderamente positivo en su salud mental.

Asimismo, los amigos pueden prestarle ayuda con tareas que quizá le resulten complicadas durante el tratamiento. Podrían ir a recoger a sus niños al colegio, sacar a pasear al perro, o hacer la compra.

Un cuidador es alguien que, a lo largo de su recorrido con el cáncer, le dispensa cuidados inapreciables. Puede ser un amigo íntimo o un miembro de la familia de quien depende para resolver problemas y mantener su vida cotidiana en marcha con la mayor fluidez posible.

Puede tener más de un cuidador. De hecho, a algunas personas con cáncer les resulta más fácil pedir a varias personas distintas que desempeñen tareas diferentes, en lugar de depender de una sola.

Su empresa puede realizar cambios en el trabajo para apoyarle durante su tratamiento. Pueden hacer ajustes en el trabajo, concederle tiempo libre, y explicarle sus derechos en materia de prestación por enfermedad.

Es comprensible que al principio le resulte difícil hablar sobre el CPNM en el trabajo. Para ayudarle, hemos elaborado una guía descargable, “Cómo hablar con otras personas sobre su CPNM ALK+”, que encontrará aquí.

Los grupos de apoyo de pacientes con cáncer le ofrecen la oportunidad de hablar con otras personas que entienden lo que está viviendo. Aunque cada grupo es diferente, la mayoría de ellos incluyen voluntarios con formación que le escucharán y prestarán toda su atención.

Puede haber diferencias en el tamaño de los grupos y su lugar de reunión, desde un grupo pequeño que se reúne en el salón de alguien, a un grupo más grande que utiliza un centro de acogida local. También tiene la opción de unirse a una comunidad en línea dirigida a las personas con cáncer en la que se pueden compartir consejos e historias reconfortantes.

Puede que le interese obtener apoyo integral que le ayude a satisfacer sus necesidades físicas, emocionales o espirituales. Si este es el caso, su equipo podría incluir también:

  • Un líder de su confesión, si tiene alguna
  • Terapeutas de masajes
  • Terapeutas de acupuntura o reiki
  • Líderes de meditación
  • Instructores de yoga
  • Entrenadores personales
    • Para obtener más información sobre cómo mantenerse en forma, descárguese nuestra Guía de ejercicio y nutrición aquí

Recuerde que debe hablar con su equipo de asistencia sanitaria antes de empezar cualquier terapia complementaria o programa de ejercicio.